Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz avalaron un fallo de la Cámara de Seguridad Social que le negó la jubilación especial a Luis Francisco Miret, acusado por ocultar abusos policiales en 1975.

La Corte Suprema confirmó el rechazo al pago de la jubilación como juez federal mendocino al ex funcionario Luis Francisco Miret. El ex magistrado fue destituido por un jury de enjuiciamiento por su pasado relacionado con violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura.

Con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, el supremo tribunal desestimó el último recurso presentado por Miret, quien actualmente afronta un juicio oral por delitos de lesa humanidad.

Embed

La Corte confirmó así un fallo de la Sala Primera de la Cámara Federal de la Seguridad Social, que denegó el planteo de Miret para percibir su jubilación especial como ex juez.

El juez mendocino fue destituido en marzo de 2011 por su omisión de denunciar torturas policiales en 1975 cuando era juez subrogante. La Corte confirmó tácitamente un artículo de la Ley de Jubilaciones y Pensiones que estipula que los magistrados que sean destituidos no tendrán derecho a percibir la jubilación especial que beneficia a los funcionarios del Poder Judicial.

Está imputado por siete homicidios, 18 casos de omisión de investigar, seis de torturas, tres de robos y una de violación de domicilio

Miret es uno de los acusados en una mega-causa por violaciones a los derechos humanos en Mendoza y está imputado por siete homicidios, 18 casos de omisión de investigar, seis de torturas, tres de robos y una de violación de domicilio.