El juguete de moda ya planteó varios inconvenientes pero ninguno tan peligroso como éste. ¿Será el Galaxy Note 7 de los juguetes infantiles?
De todos los problemas que presentaron los spinners desde que se volvieron populares en todo el mundo, ninguno amenazó tanto el bienestar de su dueño como el de un chico de Estados Unidos al que le explotó cuando lo estaba cargando.

Kimberly Allums, de Gardendale, Alabama, denunció esta semana que el spinner musical de su hijo explotó cuando estaba conectado al Bluetooth, informó el sitio WBRC. El aparato, que tiene parlantes incorporados, llevaba 45 minutos en proceso de recarga.


La mujer no vio el momento exacto en el que el spinner explotó pero escuchó los gritos de su hijo, que tenía el aparato en su cuarto en la planta alta de la casa. "Estaba, literalmente, en llamas, era puro humo", explicó.

Allums aseguró que su familia se salvó de perder la casa por intervención divina ya que estaba por salir con su hijo y pensaba dejar el spinner cargándose todo el día. Por ahora sólo se sabe que el aparato fue fabricado en China, pero no tiene ni marca ni importador con el cual quejarse.