El jugador chileno le pegó un violento codazo al alemán Timo Werner en el segundo tiempo y el árbitro utilizó el Video Assistant Referee para determinar la sanción. Increíblemente, sólo fue amonestado y pudo seguir jugando. Mirá el video.