El delantero argentino Gonzalo Higuain reclamó ante la Justicia italiana que el Nápoli, donde jugó desde 2013 hasta 2016, le adeuda el pago de 2.500.000 euros en concepto de salarios y premios, presentación que la entidad del sur de Italia consideró "inaceptable".
La querella se inició en marzo pasado en un tribunal de Nápoles cuando el jugador, a través de sus abogados, reclamó a la entidad el pago de 681.000 euros, que ahora subió a 2.5000.000 de esa moneda, ya que incrementó la cifra por el cálculo de intereses y costas.

Embed
El abogado del club napolitano, Mattia Grassani, en declaraciones a radio CRC, consideró el recamo como "inaceptable" y remarcó que "todos los pagos al señor Higuaín se han efectuado en tiempo y forma".

Higuaín fue transferido en julio de 2016 a Juventus, que pagó 90 millones de euros por su cláusula de rescisión. Su decisión de dejar al Napoli fue rechazada duramente por los hinchas, que lo acusaron de "traidor" y fue insultado a través de las redes sociales.

Embed
El abogado Grassani dijo que el ex futbolista de River y Real Madrid de España "cuando fue transferido firmó de manera conforme todos los papeles y no realizó reclamo alguno".