Un hombre realizó una actuación en un festival en Rusia escupiendo fuego y terminó todo muy mal. Si bien personas que lo miraban actuaron rápido, tuvo que ser trasladado al hospital por las quemaduras.