Natalia Coronel, dueña de la casa donde apareció muerta Ayelén, habló con C5N y aseguró que: "Cuando llegamos estaba tirada en el piso con la cara morada y llamamos a la policía", dijo.

La dueña de la casa donde apareció muerta Ayelén Roldán, habló con C5N y aseguró que: "El lunes salimos a las 20.30, pero antes tuvimos relaciones con ella, cuando volvimos, 4.30 de la madrugada, la puerta estaba sin llave y cuando abrimos, ella estaba tirada en el piso... Tenía la cara morada", dijo Natalia Coronel.

Natalia y su esposo fueron de las últimas personas que vieron con vida a la joven de 19 años. Según la mujer, Ayelén era la madrina de una de sus hijas y, de acuerdo a datos de la investigación, parte de la coartada de la pareja que dejó a la víctima al cuidado de sus 5 chicos fue corroborada. Lo que sucedió en la casa de Flemming al 3550, en Glew es un misterio.

Ayelén estaba embarazada de 6 meses, fue asesinada con un cable. Antes de eso, a las 20 del lunes y según los dichos de Natalia, la pareja tuvo relaciones sexuales con la víctima y luego decidió salir a buscar otra opción. Ella se quedó en la casa y le dimos una llave, y fuimos a buscar (a alguien para tener sexo) para nosotros, porque ella no quería.

La mujer también le informó a la Fiscalía que investiga el homicidio, que en su casa "faltan dos bolsas de ropa, que tenían también zapatillas". La pareja se dedica a comprar indumentaria en La Salada y a revenderla en el barrio.

Hace menos de un mes que se mudaron a la casa donde fue hallada asesinada Ayelén. "Los chicos me dijeron que no escucharon nada", dijo Natalia. Y agregó: "La mesa estaba corrida, un frasco y vasos estaban en el piso".

En tanto, la causa fue caratulada como homicidio aunque no se descarta ninguna hipótesis.