Xico Canuto es el dueño de un bar llamado Bicho Papão en Fortaleza, Brasil. El hombre fue asesinado por un sicario encapuchado que le disparó tres veces en la cabeza y se fue corriendo.