Claudia Elisa Reynoso asesinó a la mujer a la que le alquilaba una pieza. Un tribunal de apelaciones tuvo en cuenta que la mujer perdió dos hijos, sufrió abusos, es adicta y es portadora de HIV.

Un Tribunal de Apelaciones de Rosario le rebajó de 10 a 9 años la condena a una mujer que asesinó a otra por "su situación de vulnerabilidad". Claudia Elisa Reynoso está condenada por el homicidio simple de Angela Ruíz el 21 de agosto de 2015.

En el dictamen se consideró que Reynoso "estuvo signada por maltratos, abusos, situaciones de acoso sexual y violencia de género por parte de su pareja, de cuya relación de más de veinte años nacieron cuatro hijos de los cuales dos fallecieron".

Embed

Además se consideró "la pérdida de un embarazo de nueve meses por problemas de hipertensión y también surgió que es portadora de HIV, lo que conoció recién al momento de ser detenida por esta causa". Además, otro de sus hijos Maximiliano "Quemadito" Rodríguez, fue asesinado en un aguantadero.

Reynoso tenía 44 años cuando alquiló una habitación en una casa de Hutchinson al 3700 en la que vivía Ruíz, de 57. Los vecinos dicen que no se llevaban bien. La víctima era obesa, padecía diabetes y era alcohólica. La asesina, a quien conocen como "Gringa", estaba bajo asistencia psicológica tras la muerte de su hijo y por sus adicciones.

El viernes 15 de agosto de 2015, alrededor de las 19.30, ellas discutieron y ahí Reynoso sacó una navaja con la que le dio 17 puñaladas a Ruíz, quien fue llevada al hospital del Centenario. A "La gringa" la arrestaron esa noche en la pieza que alquilaba, todavía tenía en su poder la navaja Amazona Tramontina manchada de sangre.