La Audiencia de Barcelona ha acordado sustituir la pena de 21 meses de cárcel impuesta al internacional argentino del FC Barcelona Lionel Messi, por tres delitos contra la Hacienda Pública, por una multa de 252.000 euros (unos 288.000 dólares).
La Audiencia decidió sustituir las tres penas de siete meses de cárcel impuestas al astro argentino por una multa, por un valor de 400 euros (455 dólares) por cada día de condena, lo que suma en total 252.000 euros.

El tribunal también adoptó el mismo beneficio para el padre del futbolista, Jorge Horacio Messi, que fue condenado a 15 meses de cárcel, que ahora le quedó conmutada por una multa de 180.000 euros (205.000 dólares).

La sala justifica su decisión porque los Messi carecen de antecedentes penales y por su "esfuerzo reparador", ya que han abonado la responsabilidad civil (21.338 euros, 24.300 dólares) y además han consignado la totalidad de la pena de multa, 2 millones de euros (2,3 de dólares) el futbolista y 1,3 (1,5) el padre. Ello les hace "acreedores de la concesión del beneficio de la sustitución de la pena de prisión por una multa".

El Tribunal Supremo confirmó en mayo pasado la condena a 21 meses de cárcel por tres delitos fiscales que la Audiencia de Barcelona impuso al diez azulgrana, mientras que rebajó hasta 15 meses la pena de prisión para el padre, atendiendo a la reparación del daño.

Los Messi fueron condenados por tres delitos contra la Hacienda Pública por haber defraudado 4,1 millones de euros (4,7 de dólares) obtenidos de la explotación de los derechos de imagen del delantero, entre 2007 y 2009, mediante un entramado de sociedades interpuestas.

Tras la decisión del Supremo, los Messi solicitaron a la sección octava de la Audiencia de Barcelona que, en aplicación del código penal vigente en el momento de los hechos, sustituyera las penas privativas de libertad por una multa.

Para la sala, la imposición de una multa de 400 euros al día para sustituir la pena de cárcel -tanto para el padre como para el hijo- es "proporcionada al caso concreto".

El tribunal advierte no obstante a los Messi de que en el supuesto de que incumplan en todo o en parte el pago de la multa se ejecutará la pena de prisión inicialmente impuesta, descontando el tiempo equivalente a las cuotas satisfechas.