Un hombre de 22 años que está acusado de haber asaltado e intentado abusar a una operadora de una remisería, aseguró que fue violado por un compañero de prisión mientras lo amenazaba con un arma. Asegura que es fue un familiar de la víctima de la remisería.
Un preso de 22 años denunció que fue sometido sexualmente por un compañero de celda en la comisaría 20 de la ciudad de Orán. El hombre quedó detenido tras haber asaltado e intentado abusar de la operadora de una remisería. Aseguró que el atacante es familiar de la operadora de la remisería a la que él atacó, pero ella lo desmintió.
Embed
El preso denunció que el martes pasado en la dependencia, tras el horario de visitas, otro preso, Héctor Gerardo Escobar, irrumpió en su celda y lo sometió sexualmente mientras lo amenazaba con una punta, según consta en la denuncia.
Embed
La Fiscalía Penal de Violencia Familiar y de Género de Orán, a cargo de María Soledad Filtrín imputó el miércoles a Escobar por el abuso sexual del otro detenido.
Desde la Fiscalía Penal en feria, a cargo de Mariana Torres, se dispuso que los reclusos sean separados, que se secuestren las prendas de vestir de ambos y que se realice un examen médico a la víctima para comprobar si existían lesiones compatibles con abuso. Aún se aguardan los resultados.
En la audiencia de imputación el acusado Escobar prestó declaración y desconoció los hechos.