Se trata del youtuber Tomás Oranges, que fue amenazado por un trapito cuando dejaba su auto cerca de un restaurante: "No se van de acá hasta que me den la plata". Días después, lo fue a buscar.
Un joven vivió una situación cotidiana: fue a comer, con su abuela, y cuando encontró lugar para estacionar un trapito lo abordó. Según el chico, el youtuber Tomás Oranges, le exigieron $100.

Harto de la situación, Tomás se acercó al mismo lugar días después, encontró al trapito y lo increpó. Grabó todo. "Estoy trabajando", se defendió el trapito. "Esto es público, no le podés cobrar a nadie", le contestó. Hasta que la insistencia volvió la situación mucho más agresiva.

"Chupame la p..., gato", lanzó al trapito. "Negro villero", le contestó Tomás. Terminaron a las trompadas.

Mirá el video.

TRAPITO YOUTUBER PELEA
¿Qué opinás sobre el escrache ...