El delantero, ex jugador del Fortín, convirtió los tres tantos en el 3 a 2 del Santos frente al San Pablo en el clásico paulista. En el festejó dejó a la luz las heridas que le provocó un accidente doméstico.
A los 29 años, el colombiano vive una buena actualidad en el fútbol brasileño y este domingo se vistió de héroe al convertir los tres tantos en la victoria sobre el equipo en el que jugaron Lucas Pratto (erró un penal), Julio Buffarini y Jonathan Gómez.

Copete.jpg
En el festejo, el jugador que durante su paso por Vélez apenas convirtió dos goles, dejó a todos con la boca abierta al mostrar las quemaduras que sufrió en un accidente doméstico en la semana.

Jonathan Copete