El hecho ocurrió en la zona norte de Rosario. El ladrón buscaba irrumpir en una casa que está en refacciones pero no lo consiguió y murió atrapado en la entrada de luz.

Un joven quiso irrumpir en una vivienda para robar, pero la suerte jugó en su contra: quedó atrapado en un ventiluz y falleció. Los primeros datos señalan que la abertura le pudo haber presionado el pecho. Las hipótesis van desde posible muerte por asfixia, compresión de tráquea y esternón o por paro cardiorespiratorio.

El hecho ocurrió en la mañana de este lunes en una vivienda ubicada en José C. Paz y Dr. Luis Vila. El cuerpo fue encontrado por pintores y albañiles que llevaban a cabo las tareas en la vivienda y de inmediato alertaron al 911 acerca de "la existencia de un cuerpo colgando en un ventiluz".

Embed

Según informó la policía, al llegar al lugar, los efectivos constataron que se trataba de un hombre de mediana edad que yacía con el torso hacia afuera y los miembros inferiores dentro de la propiedad como si la muerte lo hubiera encontrado cuando intentaba escapar y con un magro botín: un bolso con herramientas, ya que la finca estaba sin habitar y no había muebles ni elemento alguno de valor.

La fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos, Mariana Prunotto, ordenó la intervención del Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigación (PDI) y también el traslado del cuerpo al Instituto Médico Legal (IML) para su identificación y para que se practique la autopsia correspondiente y así determinar las causas del fallecimiento.

La casa que atrajo al ladrón es una imponente propiedad de dos plantas y con doble ingreso, una entrada principal en J.C. Paz 1614 y una de servicio en Vila al 400. Esta última es la que posee el ventiluz por donde habría ingresado el ladrón y también por donde habría intentado escapar.

La fiscal dijo que "en principio se descarta que haya habido un hecho violento" y que "la muerte habría sido por aplastamiento".