El ex delantero de River ya conoció a sus nuevos compañeros y el recibimiento lejos estuvo de ser cálido. Leandro Paredes, otro de los refuerzos de los rusos, lo acompañó en todo momento.

Asi llegaba Sebastian Driussi a su primer entrenamiento en el Zenit (Rusia).mp4
El ex jugador de Boca, que ya jugó amistosos en el Zenit, guió a Driussi en sus primeros pasos en las instalaciones del club ruso. Y lo cierto es que, en su llegada al vestuario, algunos compañeros sólo le dieron la mano mientras reinaba un ambiente de silencio.

El Zenit tiene mucha esperanza en Sebastián Driussi y no quiere que se lo roben si demuestra dentro de la cancha el nivel esperado. Es por ello que en el contrato colocó una cláusula de salida de 91 millones de dólares.

Embed