En medio de la polémica por la embestida del gobierno de Macri para desplazar a la Procuradora General de la Nación, a quien acusan de ser "kirchnerista", el ministro de Justicia negó categóricamente que el Presidente baraje sacarla del cargo a través de un DNU, como trascendió.
El ministro de Justicia, Germán Garavano, descartó este martes que el presidente Mauricio Macri remueva a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, mediante un decreto.

"Lo descarto", sostuvo Garavano al ser consultado por la prensa sobre la posibilidad de que el Presidente decida remover a Gils Carbó por decreto, como había deslizado más temprano el diputado oficialista Pablo Tonelli.
El ministro se expresó así en el Senado, adonde concurrió para defender ante la Comisión de Justicia el proyecto de ley para crear la figura del juicio en ausencia. "Lo que tenemos que focalizar es la investigación penal, que la Justicia se pronuncie sobre este pedido de indagatoria del fiscal", sostuvo el funcionario en referencia a la presentación hecha por el fiscal federal Eduardo Taiano.
En este sentido, Garavano consideró que "la procuradora debiera pedir licencia y asumir su defensa en un proceso penal" porque su permanencia en el cargo configura una "situación institucional gravísima".