Flavio Mendoza utilizó la misma práctica que Luciana Salazar de vientre subrogado, pero el primer intento falló.

En medio de la feliz noticia por la maternidad de Luciana Salazar a través de un vientre subrogado, Flavio Mendoza, que llevó a cabo la misma práctica, confesó que su suerte no fue la misma.

El coreógrafo había anunciado hace algunos meses que había conocido a la mujer que llevaría su hijo en la panza: una mujer norteamericana que tiene dos hijos. Pero lo cierto es que la primera transferencia de embrión no funcionó y no continuó en un embarazo.

Seguí leyendo en RatingCero.com.