Kim Kardashian salió a pasear sin corpiño por Nueva York y las transparencias le jugaron una mala pasada, dejando muy poco a la imaginación.

Kim Kardashian, siempre provocativa, decidió salir a pasear sin corpiño por las calles de Nueva York, pero las transparencias le jugaron una mala pasada.

Ella vistió un top blanco transparente y, al no usar corpiño, dejó muy poco a la imaginación. ¿El resto del look? Un short de estilo deportivo y unas sandalias de tiras en tono plateado.


Seguí leyendo en RatingCero.com.