El canal cristiano Tsargrad TV pagará el viaje y pide a los que se presenten un certificado médico que demuestre que son sodomita o que tiene alguna otra forma de perversión. Publicaron un video en redes sociales titulado "Buen viaje, sodomitas".

Una polémica iniciativa fue emprendida por un canal de televisión ruso que se ofrece a pagar el vuelo -sólo de ida- para los gays dispuestos a emigrar del país.

En un vídeo compartido en las redes sociales que se titula "Buen viaje, sodomitas", el canal cristiano Tsargrad TV reaccionó así a la oleada de críticas que ha sufrido Rusia en los últimos meses por su política hacia los gays.

El anuncio de canal termina con al imagen de un avión despegando y un unicornio rosa agarrado a la cola del mismo. De fondo suena un gruñido parecido al de un cochinillo.

Embed

Recientemente California propuso facilitar la concesión de residencia a los homosexuales rusos que sean perseguidos. Así que, como explicó Andrei Afanasiev, conductor del espacio, el programa está dispuesto a ayudar a irse a estos "pervertidos" a EE.UU. o "a cualquier otro país".

Según publicó el diario español El Mundo, los interesados sólo tienen que presentar un certificado médico que demuestre que es "sodomita" o que tiene "alguna otra forma de perversión".

En sintonía con los sectores más conservadores de la sociedad rusa, esta televisión considera la homosexualidad una enfermedad. "Un psicólogo puede emitir un certificado", explicó en propio conductor, que fue estudiante de intercambio en la Universidad Complutense de Madrid hace siete años.

La provocadora iniciativa ha generado polémica incluso en un país donde la intolerancia hacia los gays es habitual. Afanasiev parece sorprendido por las reacciones: "Hay mucho odio e histeria, me escriben muchísimas personas insultándome", dijo.

Afanasiev confirmó que algunos han escrito porque quieren irse, "pero para esto tienen que empezar el proceso legal de emigración, y eso necesita mucho tiempo". En la redacción del programa parecen comprometidos en serio con la idea de mandar, aunque sea simbólicamente, a uno o varios gays bien lejos, allí donde les quieran acoger. "Ahora están buscando a alguien que esté ya en el proceso de obtención de papeles para emigrar", dijo Afanasiev, que se queja de que "el 90%" de lo que ha recibido por parte de la gente "es odio e insultos".