Kyle Walker, lateral derecho que viene del Tottenham Hotspur, firmó su vínculo con el equipo de Manchester a cambio de 56 millones de euros en la operación más cara de la historia para un defensor.

Embed
El defensor de 27 años, surgido en el Sheffield United y de gran paso por el Tottenham, reforzará así el plantel de Josep Guardiola, diezmado en esa posición tras las salidas de Gaël Clichy, Bacary Sagna y Pablo Zabaleta.

Embed
De esta forma, Walker se convirtió en el defensor más caro de la historia, con la curiosidad de que el anterior récord también pertenecia a un jugador comprado por el City: John Stones, quien el año pasado arribó a Manchester a cambio de 55 millones de euros.