Los choferes de la línea 60 continúan con el paro por tiempo indeterminado en reclamo de mayores medidas de seguridad e higiene en los talleres de la terminal.

Los choferes de la línea 60 de colectivos mantenían este lunes el paro por tiempo indeterminado en reclamo de medidas de seguridad para el desempeño de sus tareas y la reincorporación de trabajadores despedidos.

La huelga comenzó el pasado jueves y afecta a todos los recorridos de la empresa Micro Ómnibus Norte S.A. (Monsa).

Embed
El paro se inició luego que una inspección realizada por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo que detectó fallas de seguridad en varias unidades y en las terminales, según denunciaron los delegados.

Los choferes sostienen que la medida adoptada es para que "no se repita" una muerte como la de David Ramallo, ocurrida el 9 de septiembre pasado, en un accidente con un montacargas en el taller de Barracas, al tiempo que reclaman la reincorporación de los choferes despedidos en los últimos días.