Una chica borracha agarró un vaso e hizo pis adentro en un boliche. Después lo dejó sobre una mesa como si fuera lo más normal del mundo y, cuando se estaba yendo, alguien lo agarró y se lo tiró en la espalda.