El secretario de seguridad de Lanús aseguró que sólo acompañó al periodista del programa Periodismo para Todos y que habló "dos minutos" con el nene de 11 años el día del reportaje.
Tras la polémica por la supuesta intervención del municipio de Lanús en la entrevista con El Polaquito, el secretario de Seguridad de la comuna, Diego Kravetz, negó que hayan "presionado" y "extorsionado" al nene de 11 años para que hablara en el programa de Jorge Lanata y contara que había matado a un dealer.

Según la denuncia de Fernanda, la mamá de Thiago, Kravetz junto con efectivos de la policía de Lanús acorralaron al chico dos días antes de la nota para obligarlo a hablar con la amenaza de que su padre no saldría nunca de la cárcel.
Diego Kravetz sobre la entrevista a El Polaquito.mp3
El funcionario macrista negó rotundamente esa versión. En declaraciones a Radio 10, aseguró que al Polaquito lo vio dos veces: una en febrero cuando el chico fue demorado por la Policía tras robar una moto; y la segunda vez el día de la entrevista.
Kravetz sostiene que él acompañó al periodista del Trece para realizar un informe en un jardín de infantes de Lanús que había sufrido numerosos robos cuando el cronista "se topó" con El Polaquito y decidió hacerle en ese momento una nota. "Nunca jamás le diría qué tenía que decir a Lanata", afirmó Kravetz.
Sí dijo que el día del reportaje habló "dos minutos" con el chico quien "suele parar en la esquina de ese jardín" y "seguramente estaba por eso", estimó.

"Hablé un ratito con él, me dijo una serie de cosas, yo le dije que ese camino no va, que tenía que repensar en volver al colegio", comentó Kravetz en declaraciones con Marcelo Zlotogwiazda.