El abogado de la ex presidenta alertó que el juez federal "está pergañando otra maldad" contra la ex mandataria y que busca quitarle su vivienda de Río Gallegos y la que tiene en el barrio porteño de Recoleta por una deuda de expensas.
La defensa de la ex presidenta Cristina Kirchner denunció este jueves que el juez Claudio Bonadio quiere desalojar a la ex mandataria y a su hija Florencia de las casas donde viven en Río Gallegos y en la Capital Federal por una deuda con el pago de las expensas de este año.

"Intímese a la ocupante Florencia Kirchner a regularizar el pago de los gastos y expensas de dicha unidad" y abonar 43.979,05 pesos "correspondientes a todas las expensas del año 2017" bajo "apercibimiento de iniciar acciones judiciales de cobro y desalojo".

"El juez Bonadio está pergeñando otra maldad"
, advirtió el abogado Carlos Beraldi ante la Sala I de la Cámara Federal en el marco de la audiencia de excarcelación que solicitó el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, en el marco de la causa Los Sauces..
Según una cédula que recibió Beraldi, el juez Bonadio intimó a la familia Kirchner a regularizar gastos de distintas propiedades bajo apercibimiento de que se inicien acciones de desalojo.
En relación a las propiedades de la Mascarello en Santa Cruz y la de la calle San José en Buenos Aires, en la que vive Florencia Kirchner, el juez intimó a Cristina y a su hija que acrediten el cumplimiento de los gastos ordinarios de dichos inmuebles.