Antes de la final del reducido de la B Metropolitana que ganó San Miguel frente a Defensores Unidos, fueron detenidas 40 personas, entre ellas 20 barrabravas de Almagro.
Cuarenta personas fueron detenidas hoy en la previa del encuentro entre Defensores Unidos de Zárate y San Miguel en el Gigante de Villa Fox, en el marco del partido de vuelta de la final del reducido por un ascenso a la Primera B Metropolitana.

Entre los detenidos hubo 20 barrabravas de Almagro, que pretendían brindar apoyo al equipo de Zárate a pesar de que tenían prohibida la concurrencia.

Además, en el último semestre sólo pueden presenciar los cotejos de Defensores Unidos los socios del club debido a los aprietes que en su momento sufrieron dirigentes, cuerpo técnico y futbolistas.

También quedaron demorados dos empleados del Celeste porque permitían que los barras ingresaran al estadio con las mismas entradas, las que podían reutilizar porque no eran cortadas por el personal.

Asimismo, hubo 20 detenciones por violaciones a la Ley de Estupefacientes (23.737) y a la Ley del Deporte (11.929).