Hazel Jones tiene 27 años y aseguró que, debido a su extraña condición, tuvo que perder la virginidad dos veces.
Una mujer de 27 años aseguró que la vida para ella es el doble de difícil que para cualquier mujer. ¿El motivo? Nació con dos vaginas debido a una malformación genética.

Hazel Jones nació con una rara condición llamada "uterus didelphys" por la que su útero y su vagina quedó dividido en dos cuando era bebé, relató en el programa "This morning", en la televisión de los Estados Unidos.

La condición médica de Jones se manifestó a los 14 años, cuando se desarrolló como mujer. "Solía sentir una calambres horribles y mis períodos eran muy intensos", recordó la mujer durante la entrevista.

Pero si tener dos úteros significó una menstruación más intensa, tener dos vaginas y dos cuellos cervicales le aportó otra diferencia notable: perdió su virginidad dos veces, ya que poseía dos hímenesm.

"Puede ser muy incómodo si no sabés que tenés esta condición. Yo pensé que tenía sistitis e infecciones urinarias, pero en realidad estaba rompiendo el septo intermedio de mi vagina", señaló Jones.

Lejos de estar atormentada, la rubia aprendió a vivir con su condición y hasta escribió un libro al respecto, titulado simplemente "Tengo dos vaginas", informó el sitio inglés The Huffington Post.

La mujer explicó que le ofrecieron pasar por una operación para extraerle los órganos que sobran en su sistema reproductor, pero ella prefirió quedarse como está. "Te tienen que cuidar como si fuera el post operatorio de un transexual porque sino hay un riesgo de que te vuelva a crecer el tejido y es muy incómodo", señaló.

El mayor desafío de Jones será cuando desee ser madre, ya que puede quedar embarazada dos veces, una por cada útero, y los períodos de gestación pueden estar demasiado separados. "Hay un alto riesgo de un parto prematuro o de sangrado", explicó.