*

13 de abril de 2012 - 09:05

El chimentero habla sobre su flamante divorcio

El periodista y conductor enfrentó los rumores que lo vinculan a la Niña Loly tras haberse separado de Silvia. Habló de su vida como soltero, las mujeres, y toda la verdad sobre la separación.
Jorge Rial
Tras 21 años de matrimonio y de hacer todo lo posible para salvarlo, Jorge Rial se separó de su mujer Silvia Dauro en octubre del año pasado. ¿Cuáles fueron los verdaderos motivos?, ¿Cómo es su vida hoy? y ¿Qué pasa con la Niña Loly? fueron algunas de las preguntas que respondió el conductor a corazón abierto.

"Le tenía miedo a la soledad pero me acostumbré rápido, me recupero gracias a mis hijas, ellas están al lado mío, son muy rápidas. Mi casa es su casa", de esta manera empezó Jorge a contar como es su vida hoy en un extenso reportaje a la revista Paparazzi.

“Yo no tenía ganas de separarme, no lo tomo como un fracaso. Se terminó una relación con la mujer que creí que iba a ser la mujer de toda mi vida, y que va a ser la madre de mis hijas toda la vida. Una mujer que es una gran madre, y que fue una gran compañera. Pero algo pasó, se fue desgastando y se terminó. Hicimos todo lo posible por salvar la pareja, terapia, viajes, charlas, putearnos, gritarnos, reconciliarnos, pero no nos resultó nada y lo lamento mucho de verdad”, contó Jorge,

Con Silvia tenemos un buen diálogo, con altibajos lógicos de los primeros meses. A veces parece que está todo bien y otras no. Pero nos queremos, sabemos que vamos a llevar todo bien. Especialmente en nuestras hijas. Ella maneja mi parte comercial, y eso también nos une”, expresó el conductor.

Sin embargo, descartó una reconciliación, al menos por el momento, pero no lo ve imposible para un futuro, “No significa que no hagamos como Hanglin y volvamos”, dijo.

Parado desde otro lugar, el amo y señor del mundo del espectáculo confía estar en una etapa de su vida de mucho equilibrio, dispuesto a rearmar su vida como hombre soltero. “Hoy todo pasa por mis hijas y mi laburo y estoy bien con las dos cosas”, aseguró el conductor de "Intrusos en el espectáculo".

El periodista reconoció que la decisión fue mutua . “Ni yo me fui, ni ella me echó. Un día lo decidimos, yo agarré un bolsito, me fui de la casa del country y me vine para Belgrano. Y cada uno comenzó a vivir su vida en casa separadas”.

La ruptura de la pareja se dio muy cerca de las fiestas, tal es así que Rial recordó una anécdota de  Nochebuena, “ Yo pasé Navidad en mi auto. Ocurrió lo siguiente…Fui a pasar Nochebuena  a la casa del country, pero antes de que se hicieran las doce tuvimos una discusión y me fui. La pasé en Panamericana y Márquez, saludándome con los gendarmes.”

En esa época Jorge conducía dos programas en televisión y uno en radio con lo cual mucho de su tiempo estaba invertido allí, pero las energías estaban en intentar salvar su matrimonio. “Le estaba sacando el cuerpo al laburo, sobre todo a Intrusos. Había perdido la alegría de hacerlo, tuve que dejar Gran Hermano sentía que me sobraba", aseguró.

Desde su separación a la fecha Rial mantiene un bajo perfil en cuanto a las mujeres y no se adjudica en lo más mínimo el título del “soltero más codiciado de la tele”. Y como era de esperar, ya llegaron los rumores de romances. La escultural Vanesa Carbone fue la primera, es más hasta fue tildada como la tercera en discordia, pero nada de eso era cierto.

Ahora, el nombre que suena fuerte es el de Mariana Antoniale, más conocida como la Niña Loly que de niña no tiene nada y está para el infarto de muchos.

“Es una chica muy linda, y no creo que una chica como ella me de bola. Me están relacionando mucho con ella pero yo no sé nada. La última vez que la vi fue en enero cuando vino al programa”, aclaró Rial tras los rumores.

Por último Jorge, uno de los hombres más importantes del medio se reconoce un buen tipo que quiere ser feliz y se encuentra en búsqueda de ello: “Yo quiero ser feliz, y si encuentro una mujer que me haga sentir así no me importa lo que piensen los demás. Cualquier mujer que se me acerque, sea modelo, actriz, diputada o astronauta, para el medio va a ser un gato que le va a comer la billetera a Rial", condenó.

Antes que termine la nota, Jorge anticipa que la mujer que conquiste su "desértico corazón" tiene que tener mucha valentía y paciencia, así que chicas ya saben... a remar.

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota