Los científicos la denominaron "Deepstaria Emigmática" y ya atrajo a curiosos y apasionados de la biología marina.

Cuidado, Nahuelito y monstruo del Lago Ness, porque apareció una nueva amenaza submarina que ya generó una gran controversia: una medusa gigante que habita en las profundidades del océano.

Investigadores de la organización JellyWatch identificaron lo que podría ser la medusa más grande del mundo, una rara especie descubierta en 1967 que lleva el nombre de "Deepstaria enigmatica", informó el sitio Daily Mail.

El misterio comenzó el 27 de abril pasado, cuando un usuario de YouTube compartió un video donde se podía ver a la enorme criatura en movimiento. Al principio pensaron que podía ser una medusa gigante, la Stygiomedusa Gigantea, que puede crecer hasta 6 metros.


 




Pero la criatura no cumple con la complexión de un ejemplar de este tipo de medusa. Los científicos de JellyWatch, liderados por Steven Haddock, desarrollaron entonces las hipótesis de que podría tratarse de una manta raya o de la placenta de una ballena que quedó a la deriva.

Sin embargo, la criatura se mueve por sus propios medios y posee órganos cubiertos por un cuerpo gelatinoso, como por ejemplo un estómago de color marrón y lo que podría ser una boca hexagonal en la parte superior.