Lo aprobó la legislatura provincial. La medida busca combatir la trata de personas.
La Legislatura unicameral de Córdoba aprobó este miércoles un proyecto de ley que prohíbe el funcionamiento de whiskerías, cabarets, locales de alterne y todo lugar bajo cualquier forma o denominación donde haya explotación de la prostitución, en el marco de la lucha contra la trata de
personas que promueve el Gobierno de la provincia.

Con la presencia de Susana Trimarco, madre de la desaparecida Marita Verón presuntamente víctima de las redes de trata, el proyecto comenzó a debatirse desde pasada las 17 y alrededor de las 21 fue aprobado por el voto de la mayoría. El bloque del Frente Cívico y el de Izquierda no acompañaron la iniciativa promovida por el gobernador José Manuel de la Sota.

"Este es un paso fundamental que da Córdoba en la lucha contra los explotadores sexuales. En consonancia con el gobierno nacional, el Poder Ejecutivo y la Legislatura provinciales demostraron su compromiso en la lucha contra este flagelo", aseguró la legisladora Nadia Fernández.

“Ahora debemos trabajar duramente para que este tipo de explotación del siglo XXI sea erradicada de nuestra realidad", resaltó la legisladora del oficialismo de Unión por Córdoba (UPC).

El proyecto, entre los puntos principales, define como "whiskería" o similar a "todo lugar abierto al público o de acceso al público en donde se realicen, toleren, promocionen, regenteen, organicen o, de cualquier modo, se faciliten actos de prostitución u oferta sexual, cualquiera sea su tipo o modalidad".

En ese sentido la norma alcanza a “todos los locales de cualquier tipo, abiertos al público o de acceso al público, en donde los concurrentes y/o clientes traten con hombres y/o mujeres contratados para estimular el consumo o el gasto en su compañía".

También incluye a "todo lugar en donde bajo, cualquier forma, modalidad o denominación, se facilite, realice, tolere, promocione, regentee, organice, desarrolle o se obtenga provecho de la explotación de la prostitución ajena, hayan prestado o no su consentimiento para ello las personas explotadas y/o prostituidas y/o que se prostituyen".

Teniendo en cuenta los reiterados reclamos de la filial Córdoba de la Asociación de Meretrices de Argentina (Ammar), la ley contiene una disposición, según la cual, "en todos los procedimientos que se realicen", se deberán "resguardar de manera integral los derechos de las personas que se encuentren en el lugar ejerciendo, ofreciendo o con el propósito de ejercer la prostitución de manera voluntaria".

En el mismo sentido, la ley prevé que cuando, en dichos procedimientos, algunas personas "no puedan acreditar su identidad y domicilio, serán tenidas como víctimas de la trata de personas", razón por la que deberá brindárseles "protección y contención" mientras su situación sea puesta "en conocimiento de las autoridades judiciales y administrativas competentes".

La ley, mediante una modificación del Código de Faltas de Córdoba, también prevé "60 días de arresto, no redimible por multa, a quienes violen la prohibición dispuesta de instalación, funcionamiento, regenteo, sostenimiento, promoción, publicidad,  administración y/o explotación" de "whiskerías, cabarets, clubes nocturnos, boites, o establecimientos y/o locales de alterne".

La ley también incorpora, "como contenido curricular en las escuelas provinciales, el estudio de todos los aspectos que hacen a la trata de personas y los medios de prevención para no ser víctimas de ese flagelo".