Arsenal quedó puntero con el Matador, pero Boca todavía tiene chances. Tigre puede llegar a ser campeón y tener que jugar la Promoción.

La definición del campeonato tendrá un desenlace tanto o más vibrante que la de los descensos. En la última fecha Boca, Arsenal y Tigre se jugarán la chance de coronarse, pero todavía puede haber hasta triple empate y un campeón que tenga que jugar la Promoción. ¿Cómo se definirá el campeonato en la última fecha y qué tiene que hacer cada uno para quedarse con el título?

El que quedó más complicado es Boca, que luego de la derrota ante Arsenal ya no depende de sí mismo para quedarse con el Clausura: quedó a dos puntos de los punteros y para aspirar a quedarse con el Clausura deberá derrotar a All Boys en su visita a Floresta y esperar por una caída tanto del Matador como de los de Sarandí para poder superarlos en la tabla. Aunque también si el Xeneize gana y tanto Arsenal como Tigre empatan, se producirá un triple empate, por lo que se realizará un triangular para definir al campeón.

Por otro lado, Tigre todavía necesita un triunfo para escapar de la Promoción y además esto podría significarle el título, aunque si se dan una serie de resultados podría tener que disputar un desempate para no jugar la Promo y luego otro para quedarse con el título. Si el Matador supera a Independiente y Arsenal pierde o empata se quedará con el título. Además, si el equipo de Gustavo Alfaro también gana su partido ante Belgrano de Córdoba, los dos disputaran una final para determinar al campeón.

Ahora, si el Matador empata, Arsenal empata y Boca gana, se daría un triple empate en la punta y si se dan una serie de resultados en el fondo de la tabla de promedios el equipo de Rodolfo Arruabarrena tendría que jugar un desempate por el título y otro para escapar de la Promoción.

El que tiene el panorama más claro es Arsenal, con un triunfo obligará a Tigre a ganar para ir a un desempate, mientras que un empate o una derrota le servirán el título a Tigre o Boca, dependiendo de los resultados en los otros partidos.


 


Por otro lado, en la lucha por permanecer en Primera División, San Lorenzo recibirá a San Martín de San Juan y está obligado a ganar. Aunque ya no depende de sí mismo, puesto que un empate de Rafaela ante Godoy Cruz y un triunfo de Banfield frente a Colón de Santa Fe, lo condenaría directamente a la Primera B Nacional.