*

- 15 de octubre de 2012 - 14:15

La emocionante historia de la perra que se quedó sin hocico

Saltó delante de una motocicleta para salvar la vida de dos chicas y ahí sufrió su amputación.
Kabang es una perra que perdió su hocico por haber saltado delante de una motocicleta para salvar la vida de dos niñas en Filipinas. En ese momento se escapó y apareció, milagrosamente, dos semanas más tarde.

La perrera de la ciudad ofreció sacrificarla, pero como su dueño notó que no estaba sufriendo, decidió que siguiera viviendo. Kabang aprendió a comer sin la mandíbula superior y, de a poco, se adapta a su nueva forma de vida.

Sea como sea, necesita una cirugía reconstructiva para que pueda sanar de una manera correcta. El único lugar donde se puede tratar es en la Universidad Davis de California y una estadía de un mes y medio a dos meses en este hospital para mascotas cuesta alrededor de US$20 mil.

      Embed

Su dueño no tenía el dinero necesario para poder pagar esa elevada cuenta, pero a través de una fuerte campaña en Twitter y Facebook se logró recaudar el dinero necesario y el pasado 8 de octubre la perra viajó a Estados Unidos.

Lo que resta es que el Dr. Anton Lim haga la cirugía y Kabang se recupere sin problemas.

Otras Relaciones

Video Relacionado

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota