Con un tanto tempranero del argentino Nanni, los paraguayos hicieron valer la localía y derrotaron 1-0 a los de Gorosito, que deberán ganar en el encuentro de vuelta en Victoria para no quedar afuera.
Tigre entró dormido, Cerro Porteño lo aprovechó a la perfección y lo terminó derrotando 1 a 0 en La Olla de Asunción, en el partido de ida por los cuartos de final de la Copa Sudamericana. El único tanto del encuentro lo marcó el argentino Roberto Nanni, cuando sólo se jugaba un minuto.

Tras conseguir la agónica clasificación en la llave de octavos de final ante Deportivo Quito, el equipo dirigido por Néstor Gorosito arrancó de la peor manera posible su serie ante los paraguayos, ya que, en el arranque mismo, un centro de Jonathan Fabbro encontró la cabeza del oportunista Nanni, que saltó más alto que Javier García y decretó el 1 a 0 en el amanecer del partido.

 A partir de ese momento, el equipo de Gorosito fue superado en todos los aspectos del juego hasta los veinte minutos, golpeado por el gol rápido de los locales, que presionaban en el mediocampo y jugaban a voluntad.

La primera aparición del equipo argentino, que nunca llegó a los cuartos de final de una competencia internacional oficial, fue a los 24 minutos cuando el capitán Martín Galmarini se escapó por la derecha y envió un centro que Agustín Torassa no llegó a conectar de cabeza en la línea del arco paraguayo.

Cuando el equipo argentino parecía haberse acomodado en la cancha Cerro contó con dos nuevas chances: un tiro libre de Fabbro desviado al corner por García y un remate del mediocampista Fidencio Oviedo que pasó cerca del palo derecho.

Para destacar en la etapa inicial la muy mala labor del árbitro colombiano José Buitrago, quien no sancionó tres claros penales en pelotas paradas: uno para el dueño de casa y dos para la visita.

La segunda parte fue intrascendente a todo nivel. El dueño de casa parecía estar conforme con la ventaja y los argentinos con apenas perder por un tanto. Tigre se adelantó algunos metros y tuvo esporádicos intentos con centros contra el área del seguro Diego Barreto, pero sin la suficiente precisión para empatar.

Cerro Porteño, que en el campeonato paraguayo está en mitad de tabla y apunta todas sus fuerzas a este certamen continental, se fue con la tranquilidad que hasta con un empate en Victoria llegará a semifinales.

Tigre, que en el Torneo Inicial todavía no ganó y marcha penúltimo, fue acompañado por unos mil hinchas en el repleto estadio de Asunción y pareció volver sin un gran disgusto con la desventaja mínima.

El desquite que determinará cuál de los dos conjuntos se mete en las semifinales tendrá lugar en la localidad bonaerense de Victoria próximo jueves 8 de noviembre desde las 21.45.

      Embed