"Yo lo vi, le salía sangre de los ojitos", dijo una testigo. Cientos de personas desfilan ante el fenómeno.
Una imagen de la Virgen Desatanudos que llora sangre conmocionó la localidad santafesina de Salto Grande.

El intendente Juan José Galassi informó que la imgen de la virgen fue sellada con un nylon desde hace tres meses, cuando fue entronizada en el lugar. 

"El hecho fue descubierto en la noche del lunes por un enfermero del centro asistencial, cuando volvió de atender una emergencia", detalló Galassi.

Según Rosario 3, el líquido rojo parecía emanar de los ojos de la Virgen y se veía también en la zona de las manos y los pies.

      Embed

El pueblo de Salto Grande, con casi 2300 habitantes, se revolucionó y cientos de personas desfilaron delante de la Virgen.

"Yo lo vi, le salía sangre de los ojitos", dijo por su parte, Lili, una de las tantas vecinas que fue a ver lo que parecía increíble.