En sus alegatos, los fiscales pidieron prisión perpetua para los cuatro acusados de participar de los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina.
El veredicto en el juicio a cuatro hombres por el triple crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, cometido en 2008 en General Rodríguez se dará a conocer el 20 de diciembre.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mercedes, integrado por los jueces Fernando Bustos Berrondo, Graciela Larroque y Marco Barski, fijó en la audiencia del lunes esa fecha para resolver la situación procesal de los imputados.

Vale recordar que los fiscales Marcela Falabella y Juan Ignacio Bidone pidieron prisión perpetua para los hermanos Víctor (30) y Marcelo Schillaci (31), y los hermanos Cristian (37) y Martín Lanatta (38) e indicaron como móvil del triple crimen el presunto intento de las víctimas de quedarse con el negocio del tráfico ilegal de efedrina.

En este sentido, Falabella afirmó que este fue un crimen "premeditado" y "motivado en la sociedad de hecho que conformaron las tres víctimas para dedicarse al tráfico de sustancias químicas, entre ellas la efedrina".

La fiscal explicó que no sólo tuvieron participación los pares de hermanos sino también Pérez Corradi y que en el hecho participaron el ex policía bonaerense Sergio Galeano y Ana Laura Montiel, esposa de Martín Lanatta.

En tanto, Alejandro Sánchez Kalbermatten, abogado de la familia de Bina, también pidió que los cuatro acusados sean condenados a prisión perpetua y se les dicte la inmediata detención. Es que sólo Martín Lanatta está en la cárcel, mientras que su hermano cuenta con arresto domiciliario y los Schillaci se encuentran excarcelados.

Tras los alegatos, se realizaron las réplicas en las que la fiscal Falabella pidió la detención inmediata de los imputados, pero el tribunal rechazó el pedido y dispuso que los tres acusados excarcelados tengan una custodia de Gendarmería Nacional.

Después se efectuaron las "últimas palabras" de los imputados que reiteraron ser inocentes. "Quiero que se haga Justicia y me devuelvan mi vida", dijo Cristian Lanatta, mientras que su hermano consideró que se trataba de una "causa inventada". "No entiendo por qué me hicieron juicio y pido que termine pronto", indicó Marcelo Schillaci y su hermano también pidió que "se haga Justicia".