Fernando Grasso fue relevado de su cargo y su reemplazante será el comisario mayor Roberto Palmeiro.
A dos meses de asumir al frente de la policía departamental de Pinamar, el comisario inspector Fernando Grasso fue relevado de su cargo y su reemplazante será el comisario mayor Roberto Palmeiro.

Grasso asumió en octubre luego de varios cambios dispuestos desde el Ministerio de Seguridad y Justicia de la provincia de Buenos Aires, procedente de la policía de Quilmes.

En tanto, Palmeiro se desempeñaba como jefe de la Departamental de Dolores.