*Sergio Taselli, máximo directivo de Trenes Metropolitano, admitió que el servicio del Roca "no es como en Europa", pero negó que todos los días se viaje mal.
*Por su parte, el vocero de la empresa afirma que se encuentran desbordados por la cantidad de usuarios que utilizan a diario el servicio.

Sergio Taselli, presidente de Metropolitano S.A, que administra la línea de trenes Roca, admitió esta mañana que "la gente viaja apretada", aunque aclaró que el servicio "no es como en Europa" y señaló: "No tomo tren". 


 


En declaraciones a radio Del Plata, el empresario señaló que el servicio del Roca "está cambiando", que hay "trenes rápidos nuevos, que la gente lo toma" y que no elude su responsabilidad.


 


"El servicio mejoró bastante, aunque no es como un servicio de trenes de Europa", afirmó el responsable del funcionamiento de la línea Roca.


 


Para Taselli, "no es cierto que todos los días funcione mal", aunque reconoció que "la gente viaja apretada".


 


Por su parte, el vocero de la empresa de trenes Metropolitano Fernando Jantus dijo que la reacción de la gente "no fue espontánea" al referirse a los incidentes ocurridos en la estación Constitución, cuando a raíz de la cancelación de un servicio cientos de usuarios rompieron parte de las instalaciones y se enfrentaron con la policía.


 


Además afirmó que el problema es difícil de solucionar debido a que se encuentran "desbordados por la cantidad de pasajeros".


 


"Nunca vimos algo así. La violencia se transmitió inmediatamente, sobre las cosas, sobre la gente, sobre la policía", aseguró el vocero.


 


Jantus también aseguró que los elementos empleados ayer por los usuarios no son utilizados por el común de la gente. "Había bombas molotov, yo no sé de donde salieron. Ver eso y la cantidad de ladrillos que tenían es raro".


 


En diálogo con Radio Uno, el representante de la empresa que hoy se encuentra en el ojo de la tormenta, expresó que poder cambiar a la brevedad esta situación es muy difícil ya que "la zona sur no tiene infraestructura y no hay colectivos para poder llegar a zonas como Temperley o Adrogué, ni siquiera hay autopistas".


 


Jantus dijo que la cantidad de pasajeros que viajan diariamente hacia la zona sur es muy grande y no hay forma de poder desplazar los mil usuarios que caben en un tren. En ese sentido dijo que "se está trabajando para poder agregar vagones y estirar los andenes".