En el norte, se sufre la crecida del Pilcomayo por lluvias en Bolivia; mientras que en la zona cuyana hubo daños en viviendas por un temporal.
Unos 5.000 salteños permanecen aislados tras la crecida del río Pilcomayo, generada este martes a la madrugada por fuertes lluvias en el sur de Bolivia. Además, otro temporal dejó cientos de evacuados y daños en viviendas en San Juan.

En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó que las lluvias y tormentas pueden seguir hasta el viernes en Salta y el tiempo inestable se mantendrá también toda la semana en San Juan.

En Salta, el Pilcomayo superó en las últimas horas los seis metros y medio de alto y tuvo desbordes que provocaron cortes de tránsito a lo largo de la ruta 54, que atraviesa el chaco salteño.

Las localidades que quedaron aisladas son Santa Victoria Este y Misión La Paz, en el noreste de Salta, aunque en esas poblaciones y parajes cercanos no hubo anegamientos.

Voceros de Defensa Civil indicaron que la crecía del río se produjo por las lluvias que afectaban al sur de Bolivia y señalaron que los pobladores eran asistidos vía aérea, como parte de un operativo previsto días atrás a la espera de la crecida, con agua, alimentos, medicamentos y otros materiales.

El intendente de Santa Victoria, Moisés Valderrama, dijo que si bien no llovió en la zona, las precipitaciones caídas en Villamontes, en la frontera con Bolivia, aumentaron el caudal del río.

El cacique Celestino Martines señaló que "a esta altura del año siempre tenemos este tipo de problemáticas por el Pilcomayo. Las personas de los parajes Misión La Paz, Kilómetro 1 y Kilómetro 2 están rodeadas de agua y tienen que atravesarla a pie o a nado si es que quieren llegar hasta Santa Victoria".

Según el jefe de Operaciones de Defensa Civil, Lucio Ganami, en Yacuiba cayeron 137,9 milímetros de lluvia durante enero, mientras en otras zonas de Bolivia, como Sucre, Potosí, Palcagrande y Villamonte, se registraron entre 133 y 60 milímetros.

En San Juan, por otra parte, cientos de personas debieron ser evacuadas en localidades de Jáchal, Ullum, Zonda e Iglesia por las inundaciones generadas por un temporal de lluvias.

En Jáchal, en la zona precordillerana del norte sanjuanino, se dio la situación más complicada dado que las lluvias dañaron viviendas, por lo que unas cien personas fueron alojadas en dependencias municipales y asistidas por el gobierno.

Las lluvias, que afectaron a toda la provincia durante la semana pasada y hasta el lunes, también provocaron daños en casas del departamento 25 de Mayo, al sur de la ciudad de San Juan.

Allí, muchas familias rechazaron ser evacuadas por miedo a sufrir el robo de sus pertenencias, afirmó Daniel Tripole, director de Emergencias del Ministerio de Desarrollo Humano. El temporal también causó derrumbes sobre los caminos de alta montaña y afectó el paso internacional a Chile Agua Negra.