El secretario Legal y Técnico de la Presidencia sostuvo que la mayor desinformación no se genera por lo que publican algunos medios de prensa sino por "toda la labor que ocultan".

El secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, señaló este martes que "hay mucha historia que se escribe para tapar lo que el Gobierno hace" y sostuvo que la mayor desinformación no se genera por lo que publican algunos medios de prensa sino por "toda la labor que ocultan".

Al participar de un encuentro realizado en la Casa Rosada, Zannini subrayó que el mecanismo de desinformación para con la sociedad consiste en "ocultar" o "descontextualizar lo que se está haciendo y hacer pasar lo conseguido como resultados mágicos".

En ese sentido, recordó una nota del matutino porteño La Nación en la que se elogiaba la instalación de los laboratorios Max Planck en el barrio de Palermo: "En ningún punto se decía que para que eso sucediera (el ex presidente) Néstor Kirchner fue en persona a la sede de esa institución en Alemania".

"¿Se dan cuenta de cómo se puede tapar todo lo que el gobierno hizo para que el laboratorio esté ahí?", se preguntó Zannini ante más de 24 intendentes y más de 160 presidentes comunales de la provincia de Santa Fe.

Asimismo, y refiriéndose al modelo político de los últimos 9 años, el funcionario recordó las palabras de Kirchner en su discurso del 25 de mayo de 2003 donde pidió "cambiar paradigmas" para que al gobierno se lo mida por "la capacidad de gestión".

"Nuestro paradigma para medir al que está gobernando es saber qué hizo por su pueblo, y gracias a Dios tenemos mucho más en el haber que en el debe, aunque reconocemos que quedan cosas por hacer", agregó.

Sostuvo además que los candidatos para las elecciones que representan al kirchnerismo "tienen ventaja si cuando se va a votar se pone en la balanza, no cuantos centímetros de diario tuvo, sino qué hizo el político por la gente, esa es la medida".

Por último, alentó a los jefes comunales santafesinos a "fortalecer la política y ponerla al servicio de la gente" en los pueblos, donde "se vive más intensamente, en el contacto que tienen el intendente con la gente".