Mandatarios de diversos países del mundo, sobre todo de Latinoamérica, asistieron al último adiós al líder bolivariano en Venezuela. El presidente encargado, Nicolás Maduro, había extendido las exequias.
      Embed