El ex presidente italiano fue ingresado en un hospital de Milán por una inflamación en el ojo luego de la sentencia por filtrar información para dañar a un rival político.
El ex presidente italiano Silvio Belusconi fue internado este viernes en el Hospital San Raffaele de Milán por una inflamación en un ojo, luego de la condena de un año de prisión que recibió filtrar información de una investigación judicial para perjudicar a un rival político.

Los abogados de Berlusconi anunciaron la internación en una pausa durante una audiencia por el denominado proceso "Ruby", en el que Berlusconi está acusado de abuso de poder y de incitación a la prostitución de menores.

Los abogados justificaron la nueva ausencia de Berlusconi con los problemas de salud de su defendido, quien también anuló la reunión prevista con el presidente Mario Monti en Roma.

Berlusconi fue condenado este jueves a un año de prisión por el denominado caso "Unipol", la publicación de manera ilícita de escuchas telefónicas en el diario Il Giornale, propiedad de su hermano Paolo, quien fue condenado a dos años y tres meses.

El diario había publicado una conversaciones entre el presidente de la aseguradora Unipol, Giovanni Consorte, y el entonces líder partido Demócrata de Izquierda (DS), Piero Fassino, sobre el supuesto intento de ambos de hacerse con el control de Banca Nazionale del Lavoro (BNL).

La conversación entre Fassino y Consorte todavía no había sido incluida en las actas de la Fiscalía cuando fue publicada, ya que estaba aún en manos de la Policía y de la empresa Research Control System (RSC), que se encargaba de realizar las escuchas.

Según los fiscales, el director de RSC, Roberto Raffaelli, ofreció la grabación a los hermanos Berlusconi en la residencia que tiene el ex primer ministro en la localidad norteña de Arcore, cerca de Milán.

Con la publicación, se pretendía perjudicar al entonces principal adversario político de Berlusconi.

La de Unipol es una de las tres sentencias que el ex primer ministro espera estos días, ya que la semana que viene se resolverá el llamado caso "Ruby", en el que está acusado de abuso de poder y prostitución de menores, y a fin de mes llegará el veredicto del caso Mediaset, en el que está enjuiciado por fraude fiscal.