Cientos de pasajeros permanecieron varados por más de dos horas por un paro de choferes de la UCRA, que se oponen a la conducción de la UTA.
El paro de choferes en las inmediaciones de la terminal ómnibus de Retiro, que impidía la entrada y salida de micros, se levantó luego de más de dos horas.

Las protestas fueron realizadas por la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA), sindicato opositor a la UTA, en contra de despidos en dos empresas. Por otra parte, había personas con discapacidad que reclamaban la entrega de pasajes gratuitos.

De esta manera, perjudicaron a los turistas que tenían planeado viajar hacia distintos puntos del país como a aquellos que llegaban a disfrutar de las "mini vacaciones" en la Capital Federal.

Alrededor de 50 micros permanecieron varados en el ingreso de la terminal, generando graves inconvenientes de tránsito de la zona.