En diálogo con Radio 10, la legisladora porteña evaluó en el marco del debate por el color de los huevos de Pascuas Kinder que "desde que nace un niño o una niña, se les ofrecen opciones condicionadas".

En medio del fuerte debate que despertó su crítica sobre los huevos de Pascua de la empresa Kinder, la legisladora porteña José María Lubertino rechazó la diferenciación por colores y se quejó porque "desde que nace un niño o una niña, se les ofrecen opciones condicionadas".

La legisladora consideró en diálogo por Radio 10 que el rosa y el celeste de los huevos de Pascua son "un ejemplo de la discriminación de género para incorporar la perspectiva de esta visión diferenciada e injustificada entre varones y mujeres".

Dijo, en este sentido, que "las condiciones biológicas entre mujeres y varones son naturales pero la discriminación que hacemos desde que nacen es cultural".

La ex titular del INADI enfatizó que los juegos condicionan a las oportunidades de los niños y niñas. "Tenemos que lograr que los juegos no sean de mujer o de hombre" sino para ambos sexos. 

En este sentido, Lubertino ejemplificó por C5N: "Si desde pequeñas las nenas pudieran jugar a la pelota o con autitos, habría más jugadoras de fútbol o corredoras de autos. Si desde pequeños los nenes pudieran dar de comer a sus bebés de juguete, habría más padres cuidando a sus hijos".

      Embed