Un bromista agregó su teléfono en un cartel, que luego pegó en varios vagones de subte, en el que se lo ofrecía como un experto del adictivo juego móvil.

Candy Crush es el juego de dispositivos móviles más popular de la actualidad. Incluso superó en las preferencias de los usuarios a Angry Birds, el último gran rey del entretenimiento para distintas plataformas.

Aprovechándose de la popularidad del juego, a alguien le pareció gracioso hacer una broma y crear una especie de "gurú" del Candy Crush. Pero fue demasiado pesada, y casi "enloquece" al victimario del chiste.

El gracioso creó un cartel que colgó en varios vagones del subte que decía: "Paso niveles de Candy Crush. Venta de Vidas. Cursos Particulares. Manuales y Trucos". Y agregó un teléfono para que los interesados sea comunicaran.

Lo cierto es que Carlos, la víctima, de la broma tuvo que soportar varios llamados de jugadores del adictivo juego que pedían desesperadamente ayuda para pasar de niveles. "No tengo nada que ver. Ni sé cómo se juega. Me volvieron loco durante varios días", expresó con una sonrisa.