Un hombre decidió filmar a un grupo de agentes mientras realizaban un allanamiento. Las fuerzas consideraron que obstruía su trabajo y lo detuvieron, su mascota trató de defenderlo y le dispararon.
EL VIDEO PUEDE HERIR LA SUSCEPTIBILIDAD DEL LECTOR.

      Embed