Los efectivos de Concordia, Entre Ríos, volvieron a manifestarse este domingo en la plaza 25 de Mayo. Daniel Scioli negó que en Buenos Aires se vaya a desconocer la suba.
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, afirmó que "no va a haber vuelta atrás" con los aumentos salariales otorgados a la policía provincial, mientras los gobiernos de Entre Ríos, Chaco y Misiones continuaban este domingo en "alerta" tras la decisión de desconocer los incrementos otorgados durante los acuartelamientos del mes pasado.

Los incrementos salariales negociados en diciembre pasado, en medio saqueos y hechos de vandalismo, comenzaron a manifestarse como inviables en algunas provincias como Entre Ríos, donde hoy continuaban las nuevas protestas policiales, tras la decisión del gobierno de Sergio Urribarri de anular el aumento.

En este contexto, Scioli negó que su provincia siga el mismo camino y desconozca el aumento otorgado a la Policía Bonaerense, al indicar que la decisión fue implementada "por decreto y no habrá vuelta atrás". 

Al respecto, aseguró que los efectivos de su provincia "están trabajando, el operativo Sol ha dado un resultado contundente, sin episodios que lamentar", pero advirtió que, aún así, "no se descuida ningún lugar, no se sacó un sólo policía del conurbano", dijo al diario La Nación.

De esta forma, el mandatario provincial ratificó que pagará el aumento, tal como lo anunciaron, hasta el momento, los gobernadores de Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Río Negro, La Pampa y Corrientes.

En ese marco, los policías autoconvocados de Entre Ríos volvieron a manifestarse anoche en la plaza 25 de Mayo de Concordia y anunciaron que este lunes a las 21 se concentrarán en el mismo lugar.

El vocero del grupo, Leandro Coutinho, en declaraciones a la prensa, puntualizó que decidieron "aguardar hasta el viernes o sábado de la semana que viene, a la espera de una instancia de diálogo con el gobierno", para continuar con las medidas de fuerza.

Coutinho también explicó que a los policías que protestaron anoche "se le fueron sumando trabajadores de la salud, docentes y comerciantes, que se acercaron para acompañarnos en el reclamo pacífico" y advirtió que están "analizando qué medidas tomar si el silencio del gobierno continúa, luego de haber incumplido el acta firmada".

Además, indicó que la decisión de instalar una carpa frente a la Departamental de Policía de Concordia es, más que nada, "un acto simbólico" ya que, "por el momento, no habrá personas físicas todo el tiempo".

En cuanto a Misiones, se espera que el gobernador, Maurice Closs, anuncie de qué forma hará frente a los incrementos salariales otorgados a la policía provincial tras dar macha atrás con la tasa de 99 centavos a la producción de yerba mate que creó para afrontar estos incrementos.

En tanto, en Chaco, el gobierno desconoció semanas atrás las subas a los policías, avanzaba en las acciones judiciales contra los efectivos que participaron de las protestas que desembocaron en los violentos saqueos que dejaron un saldo de cinco muertos y decenas de heridos.

Por su parte, en Córdoba, dos fiscales de Instrucción de la ciudad de Córdoba dictaron 35 prisiones preventivas contra imputados por los robos y saqueos que se produjeron entre el 3 y el 4 de diciembre pasados, durante el acuartelamiento y huelga que realizó la Policía provincial.

El fiscal Raúl Garzón (Distrito III, Turno 7, de la ciudad de Córdoba) dispuso la medida contra diez personas, mientras que su par, José Mana (Distrito I, Turno 3) hizo lo mismo respecto de otros 25 imputados, según se conoció hoy. 

Por su parte, las fiscales Adriana Abad y Jorgelina Gutiez, que también investigan los hechos ocurridos junto a Garzón y a Mana,  tienen que resolver la situación de 75 y 30 personas, respectivamente.

Al dictar las prisiones preventivas, Mana aseguró que los imputados "se apoderaron de las calles con claros fines ilícitos, generando una gran perturbación pública donde personas y bienes se encontraban en un estado de total indefensión merced a la carencia del personal policial".

A su vez, la Justicia de Córdoba imputaría en los próximos días a los policías que estuvieron de paro durante el conflicto que se generó en diciembre pasado con esa fuerza y que provocó que haya saqueos en esa provincia.