*

- 07 de febrero de 2014 - 12:49

Tragedia en Barracas: declaran tres bomberos

Son efectivos que resultaron heridos en la tragedia que le costó la vida a otros nueve rescatistas. La Justicia busca determinar las causas y responsabilidades.

Tres de los bomberos que participaron durante las tareas realizadas en el incendio del depósito de Iron Mountain, en Barracas, en las que fallecieron 9 personas, prestarán declaración testimonial este viernes ante la Justicia.

Los testigos pertenecen a los cuarteles de La Boca y Vuelta de Rocha. La fiscalía también analiza las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y espera la extinción total del fuego para que ingresen los peritos. Ayer declararon los empleados que estaban en el depósito cuando se desató el fuego.

La fiscal Marcela Sánchez recibirá este viernes los testimonios de los bomberos voluntarios del Cuartel de La Boca, Martín Cóppola y Nicolás Scorza, y de Daniel Marcos Herrera, del Cuartel de Vuelta de Rocha, en la investigación que intenta determinar las causas  del incendio en el depósito de la firma Iron Mountain, el pasado miércoles. 

Los tres bomberos –que resultaron heridos al desplomarse la pared que se cobró la vida de siete bomberos y dos rescatistas- brindarán precisiones sobre el hecho que se investiga en la causa caratulada por ahora "N.N. sobre Incendio u otro estrago con muerte de personas". 

La fiscal Sánchez y el personal de la Fiscalía de Instrucción N°37 se encuentran analizando las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona, al tiempo que se espera que se extinga definitivamente el fuego y se enfríe la zona para que los peritos puedan comenzar sus análisis. 

Por otra parte, ayer declararon -en calidad de testigos-, Oscar Alfredo Godoy, Noemí Beatriz Moya, Javier Alejandro Márquez Flores, Pablo César Celedón y Mario Eduardo Guanco, quienes trabajaban en el depósito de la calle Azara 1245, el martes cuando se desató el incendio, cerca de las 8 de la mañana. 

Según se informó  desde la fiscalía, cuando comenzó a sonar la alarma de uno de los sectores del depósito, Godoy y Moya fueron a constatar sí había fuego, pero al no ver nada, regresaron a sus puestos de trabajo.

Luego, al activarse el alerta de otro sector, los empleados se dirigieron hasta allí y verificaron un principio de incendio el cual intentaron extinguir junto a Márquez Flores (supervisor de planta), Celedón y Guanco (operarios), con los matafuegos del lugar. Al no poder controlar la situación, avisaron a los bomberos, y salieron del edificio. Los cinco testigos afirmaron que los matafuegos sí funcionaban, pero que los aspersores de agua no se accionaron.

El hecho investigado ocurrió el miércoles, cerca de las 8.15 de la mañana, cuando fue reportado el incendio del galpón que la empresa Iron Mountain -dedicada a la gestión y almacenamiento de documentación- posee en el barrio porteño de Barracas.

Al ser alertados del fuego, distintas dotaciones de bomberos y personal de Prefectura Naval Argentina, y de la Guardia de Auxilio y Defensa Civil del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, concurrieron al depósito de calle Azara 1245.

Mientras un grupo de bomberos y rescatistas combatían las llamas desde el interior, otro grupo intentaba acceder por otra de las entradas, siendo sorprendido por el derrumbe de una pared, lo que produjo lesiones a distintos bomberos y el fallecimiento de los integrantes del Cuerpo de Bomberos de la PFA, Comisario Inspector Leonardo Day, Subinspectora Anahí Garnica, cabos primero Eduardo Adrián Canessa y Damián Véliz y los agentes bomberos Maximiliano Martínez y Juan Matías Monticelli; el bombero Sebastián Campos (del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Vuelta de Rocha) y los rescatistas Pedro Báricolo y José Méndez de Defensa Civil del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota