Sacrificaba a los animales en el patio de su casa y abastecía a un comercio de Caballito. Advertencia: las imágenes pueden herir la susceptibilidad del lector.
Un coreano 72 años fue detenido en Florencio Varela, acusado de matar perros de la calle para luego vender la carne en un supermercado de Caballito.

El hombre, apodado en su barrio como "Can-nicero", fue atrapado luego de la denuncia de una vecina, alarmada por la desaparición de barrios perros y la queja de algunos pobladores, por los aullidos que se escuchaban desde su propiedad.

Según explicó al Diario Popular el fiscal a cargo de la causa, Darío Provisionato, "este hombre tenía problemas con algunos vecinos, porque sacrificaba a los perros en el patio de su casa".

De acuerdo a la investigación, el coreano atrapaba a los animales en el barrio La Carolina, de la localidad de Ingeniero Allan, una zona humilde de Florencio Varela.

Luego de matarlos, los faenaba y vendía la carne en un supermercado de Caballito, cercano al Hospital Álvarez. "La carne de perro era comercializada a integrantes de una comunidad coreana asentada en esa zona de Flores", destacó el fiscal.

En el momento de su detención, el hombre intentó defenderse con un machete. En el casa, los pesquisa hallaron un perro colgado de un gancho y otros ejemplares listos para ser sacrificados.

"En Argentina existe la Ley Sarmiento, que establece castigos por el maltrato de animales domésticos. Si bien no está  permitida la venta de carne, no tenemos sanciones penales para este tipo de casos", indicó Provisionato. "Lo que hay son penas administrativas que establecen el SENASA y la ANMAT", agregó.