Se llamaba Miguel Verón y tenía 26 años. El efectivo de la seccional 38 falleció camino al hospital luego de intentar detener a dos delincuentes que robaron un taxi en la intersección de Rivadavia y Curapaligüe e intentaron escapar. Uno de ellos murió en el acto en el lugar, informó C5N.
Un policía federal y un delincuente murieron este lunes por la noche luego de un asalto a un taxista y un tiroteo en el límite entre los barrios porteños de Caballito y Flores, informaron fuentes de la fuerza y médicas.

El hecho ocurrió cerca de las 21, en avenidas Rivadavia y Curapaligüe, en esta Capital, donde un efectivo de la comisaría 38va. que estaba de servicio y uniformado advirtió movimientos extraños dentro de un taxi en el que se trasladaban dos individuos, informó C5N.

      Tiroteo en Flores - Parte 1

Fuentes policiales informaron que, ante esa situación, el uniformado les impartió la voz de alto, pero uno de los delincuentes respondió a los tiros. El policía repelió la agresión, sin embargo, el segundo asaltante le efectuó un disparo en la cabeza, dijeron los informantes. Como consecuencia del tiroteo, el primero de los asaltantes cayó muerto a los pocos metros, mientras que el efectivo fue trasladado por personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) hasta el Hospital Piñero adonde ingresó muerto.

      Tiroteo en Flores - Parte 2

Según las fuentes, el otro delincuente huyó del lugar del hecho a la carrera y esta noche era intensamente buscado por efectivos de la Policía Federal. Además, a la escena del crimen concurrió personal de Gendarmería Nacional para realizar los peritajes de rigor.

En cuanto al otro delincuente, se dio a la fuga y es intensamente buscado por la zona en un amplio rastrillaje.

      Tiroteo en Flores - Parte 3

El efectivo de la policía se llamaba Miguel Verón y tenía apenas 26 años. Tenía 5 hijos y se encontraba en aquella esquina realizando horas adicionales.