• El proyecto de ley cuenta con el aval legislativo, aunque todavía no tiene fecha para ser tratado en el recinto.
  • Aseguran que las empresas se resisten al cambio por el gasto que ocasionaría.

Las bolsitas que se entregan en los supermercados con la compra están hechas de un material que no se degrada con el tiempo: el  polietileno, un derivado del petróleo. Y para reducir los niveles de contaminación, la provincia de Buenos Aires y el Gobierno porteño presentaron un proyecto de Ley que propone reemplazarlas por bolsas de papel.

El cartón o el papel -materiales de rápida descomposición natural-, serían los indicados para fabricar los nuevos envases, según el proyecto que lleva la firma del diputado Luis Bruni (UCR) y que piensa otorgar un plazo de dos años a las empresas para la reconversión de sus bolsitas.


Si el proyecto del diputado Bruni se transforma en Ley, en dos años los supermercados deberían haber dejado la bolsa de polietileno y adoptado otra de papel o cartón.    


"Estas bolsas plásticas invaden todos los paisajes. En muchos casos son utilizadas como descartables. Se les da un solo uso y generan una masa de residuos no degradables imposible de gestionar", explicó al diario Clarín el legislador.

El problema que plantea este cambio es el costo, y la mayoría de las empresas lo rechaza porque requiere una inversión. Sin embargo, la cadena de supermercados norteamericana Wal Mart ya reconoció la importancia de dejar de generar toneladas de bolsas de polietileno que van a parar a la basura: en sus 15 sucursales en el país, ya utiliza bolsas oxi-biodegradables que se desarrollan con un proceso químico gracias al cual resultan sensibles a las luz solar, la humedad, la temperatura, y otros factores ambientales que favorecen la degradación natural. "Wal Mart decidió incorporar la protección del medio ambiente como estrategia de negocio. El envase es más caro pero ya se entrega en toda las líneas de cajas de las sucursales", señaló el director de Relaciones Institucionales de la compañía, Gastón Wainstein.

En la Ciudad de Buenos Aires, el ministro de Medio Ambiente, Juan Manuel Velasco, ya había presentado, mientras cumplía funciones como diputado, una iniciativa para la "reducción progresiva del material no biodegradable en los rellenos sanitarios". Y cree que es necesario crear en la sociedad "una buena práctica para que se usen más los recipientes biodegradables"
.


    Según  la secretaria de Política Ambiental provincial, cambiar las bolsitas del supermercado debería ser el primer paso para una ley de evases integral.


Por su parte, la secretaria de Política Ambiental provincial, Silvia Suárez Arocena, dijo que este cambio debería ser el primer paso hacia una ley de envases integral. "Debemos imponer un cambio cultural: las amas de casa tienen que retornar a la bolsa tejida o al carrito de los mandados", aseguró.

La propuesta ya fue aprobada en la Comisión de Medio Ambiente, pero todavía no tiene fecha para ser debatida en el recinto.