*

12 de agosto de 2007 - 20:52

Feos pero "chic": los exóticos nombres de los hijos de famosos

Angelina Jolie


  • En los últimos años, se puso de moda nombrar a los recién nacidos de una manera exótica. Si bien no es algo nuevo, las estrellas de la farándula lo convirtieron en todo una tendencia.



  •  La fiebre por elegir nombres muy singulares para sus bebés está más desatada que nunca.


Podrán ser famosos, millonarios y muchas veces poderosos, pero llamar a sus hijos de formas tan extrañas y estrafalarias que rozan el límite con lo ridículo, debería ser considerado un pecado. ¿Qué culpa tienen los niños?


 


A continuación, las estrellas que se quisieron hacer las originales a la hora de elegir el nombre de sus bebés:

Angelina Jolie y Brad Pitt cumplen con la tendencia. Los cuatro hijos de la famosa pareja: el camboyano Maddox, la etíope Zahara, el vietnamita Pax y su hija biológica Shiloh portan nombres tan exóticos como la misma madre.

Las súper star Tom Cruise y Katie Colmes escogieron llamar a su hija Suri, nombre relacionado con la Cienciología, doctrina que siguen fervientemente la bella y exitosa pareja de actores.

Nicholas Cage no se queda atrás, su hijo se llama Ka-lel. Tentativamente, la cinta que Hollywood planeaba hacer sobre Superman, llevaba por título Ka-lel: Genesis Of Superman. Y si recuerdan, en algún momento de su carrera, Cage acarició el sueño de interpretar al superhéroe por largo rato. ¿De ahí vendrá la ocurrencia?

Pocas son las personas nombradas a raíz de una fruta. Sin embargo, Gwyneth Paltrow y Chris Martin llamaron a su niña Apple (manzana en español). Por ahora, la actriz  y el líder de Coldplay están felices de que su hija, efectivamente, parece una manzanita roja que dan ganas de morderla. Pero, ¿qué va a pasar cuando crezca?

Por su parte, Fher Olvera (vocalista del grupo Maná) decidió llamar a su primogénito Dalí, como el famoso pintor español. Claro que el nombre de este era Salvador y su apellido Dalí. Entonces, Fher llamó a su hijo con el apellido de alguien cuyo destino fue la soledad y la depresión.

Dos de los nombres que más “ruido” causaron ruido últimamente son los que Julia Roberts escogió para sus gemelos. Phinnaeus, su varón, es un nombre que se remonta a los clásicos de la literatura (prácticamente hasta el Antiguo Testamento). Y en cuanto a su hija, Hazel Patricia, está tan de moda como ponerle Juanita a una niña.

El nombre de la hija de Christian Castro, Simone, tampoco es muy lindo que digamos. De origen francés, que más tarde la legendaria cantante de jazz Nina Simone habría de inmortalizar en este lado del continente al escogerlo como nombre artístico, fue elegido para la niña de Christian y Valeria Liberman.


 


Así que ya sabe, si está pensando en el nombre de sus futuros hijos, apiádese de los pequeños. Se lo agradecerá de grande.

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota