*

24 de septiembre de 2007 - 13:31

La importancia de la juventud en la publicidad

Todas las marcas internacionales, de ropa, perfume, de moda en general eligieron mostrar y vender sus productos con lo único que dura como arena en la mano, la juventud. Eso que dura poco y se desea siempre.
*Por Fabián Medina Flores.
Modelo

Es lo único que sus clientes no pueden tener, entonces es el modo en que se les vende, desde Chanel, Michael Kors, Gucci, Hugo Boss, Zegna o Viktor&Rolf muestran sus productos con modelos cada vez más jóvenes, cada vez más bellos.


 


Es el único modo de que no puedan obtener 100% lo que compran. En el mercado de lujo, se vende así, no es como el mercado común donde se vende por bajo precio o por desnudez ordinaria.


 


Se eligen modelos cada vez mas jóvenes, con un cutis perfecto, con una mirada todavía ingenua, lógicamente, porque existe un morbo particular, son los nuevos niños violados por su imagen.


 


Es incomprensible que las marcas de traje masculinos, donde por su precio se sabe que nadie que tenga menos de 45 años podrá adquirir, en su campaña lo luzca un modelo ruso, griego o brasilero, de rasgos casi femeninos, de belleza indiscutible, con sensualidad virgen, pero sin un poder adquisitivo para comprarse un saco de 1500 dólares.


 


Hay un síndrome vampirezco. Se piensa: “Con ese traje estoy teniendo su belleza su juventud, satisface mi deseo de ser joven siempre”.


 


Las campañas internacionales son retratos de Dorian Grey. Lo peor de todo es que ni siqiuera erotizan. Ya pasaron los 90s cuando el primer provocador, Gianni Versace, escandalizaba mostrando sus cuerpos desnudos de todos esos chicos. Ese es sólo un recurso que, en la actualidad, lo utiliza D&G, pero como simple objeto, para mostrar moda femenina.


 


Hasta donde llegará la edad permitida para vender un producto de lujo a un mercado de más de 30 años con niños bellos, jóvenes de dieci-tantos.


 


Fabián Medina Flores


Asesor de Moda

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota